Registrar un dominio para un negocio es importante

Que una empresa deje correr el tiempo y no se preocupe por registrar el dominio más adecuado en Internet no parece ser la decisión más inteligente para cuidar un recurso tan importante. En las últimas semanas, la marca Hobbex AB, radicada en Suecia y dedicada a la venta de juguetes como autos y aviones a control remoto, le ganó la extensión “hobbex.com” a Vertical Axis Inc., pero el fallo de los expertos de la OMPI fue dividido.

El demandante probó ante los tres integrantes del panel del Centro de Mediación que el objeto de la disputa era “confusamente similar” a la marca registrada por los suecos en 2006, vinculada a la industria de los juguetes desde hace 50 años, porque entendieron que “hobbex” era el elemento dominante y más llamativo de la misma. También detectaron que en el sitio había links de PPC (pago por click) dirigidos a otros de diferentes temáticas y le dieron la razón con respecto a que la parte demandada no poseía “derechos ni intereses legítimos” para registrarlo.

Vertical Axis argumentó que el vocablo era una invención producto de la unión de “hobby” y “expo”, y que no conocía la existencia de la marca cuando registró el dominio, el 1 de febrero de 2002. Al mismo tiempo, reconoció que tampoco intentó comprobar si su acción podía infringir los derechos de otras marcas.

Dos de los tres expertos del Centro determinaron que Hobbex AB demostró, además de los puntos mencionados anteriormente, que el nombre se utilizó con “mala fe”, pero el restante expuso una opinión disidente al respecto. Se basó en la diferencia de cuatro años entre el registro del dominio y el de la marca, razón por la cual según su visión no es posible calificarlo como un acto de mala fe.

“El demandante esperó 12 años, y 6 si se considera la fecha del registro de la marca para iniciar el reclamo”, explicó. No obstante, por decisión de la mayoría del panel se determinó que Vertical Axis Inc. deberá transferirle “hobbex.com” a la marca de juguetes.

La propiedad de un dominio se ha transformado para las empresas en un recurso fundamental dentro de los desafíos que genera la era de Internet y, en consecuencia, el registro en la web del nombre de una marca determinada adquiere un valor inmenso. Como queda claro en la disputa presentada, la demora puede influir y hasta ser clave en las decisiones de los mediadores, un buen motivo para cumplir esta tarea lo más rápido posible.

Comments are closed.